viernes, 23 de julio de 2010

vieja porfiá!





existe un lugar llamado Jonkón Paraguay

al que caigo de vez en cuando
para beber el caserito destilado 
partirme el tabique de blanca arena
y fumarme un cigarro morado
y pelear con la tenaz casera


la desconfianza es infundada
espúrea
injusta
de vieja loca culeada
pero validera


si yo no le hago nada malo
a su nena de quince años
detrás del mostrador


salvo, claro, nalguearla con la mirada
cuando va al baño 
o recoge la propina de las mesas


¿para qué va uno, si no, al Jonkón Paraguay?



comunicación

a Pepe Chicoma




entonces la loca 

me pregunta
si yo no quiero tener
sexo seguro con ella


la miré a los ojos, desbocado,
con el mate hirviendo,
y le dije que sí:


¡quiero tener sexo AHORA!

Seguidores

Creative Commons License Esta obra
es publicada bajo una

Archivo del blog