viernes, 12 de febrero de 2010

raro





es como cuando te ponés denso

y la otra persona se da cuenta
vos también lo notás, lo sabés,

pero la noche es una ausencia de promesas
y a vos se te va relajando el panorama
tu historia
el mundo
la psicología
y cualquier manual de autoayuda

y al final te importa un reverendo huevo
simular y mantener una postura
que en nada te representa
sino en la mentira más absurda de vos

y seguís denso
y pensás que no estaría mal
que todo se vaya a la mismísima mierda




y ella...


ella deja de mirar de lado
baja la mano de su menton
sus ojos empiezan a brillar
y te observa
te oye
te anhela

te mira
y te sonríe,
enamorada

3 comentarios:

malaimagen dijo...

manu eres todo un romántico de esos que ya no quedan (jajaja que cursi mi comentario) gardel es una alpargata al lado tuyo!!!

ahora fuera de bromas, me gustó este poema, me acordé de tantos conflictos amorosos, y tantas noches que me entendieron y arreglaron el caracho...

un abrazo!!!

Kiú dijo...

Sinceramente, había entendido otra cosa que me había gustado más.
Ahora que lo releo, me gusta igual.

Che Pereyra dijo...

Kiú, no me dejes con la duda: Qué era lo que habías entendido???

Abrazo, amiguetes!!!!!

Seguidores

Creative Commons License Esta obra
es publicada bajo una

Archivo del blog