miércoles, 15 de diciembre de 2010

Indiferencia








golpeaste la puerta de chapa
cuando nadie te miraba
excepto tu cobardía


creíste que eras el mejor
y eso duele en las largas afonías
de tus noches


si dijeras que no deseabas ser como sos,
si aceptaras que algo horrible te pasa
quizá alguien podría acariciarte
con sensato desinterés


pero un gato lumpen
tiene más oportunidades
que vos


las espadas de tu ira
las esquirlas de tu incomprensión
y toda la verba incoherente y demencial
de tu malograda razón


no hacen hoy más que sepultarte
en tu absurda ambición
de enterrarte vivo
en el hoyo más silencioso
de aquello que no quisiste ser
pero que sos


jamás te olvides que fui yo
quien te desterró de ésta historia
nunca juzgues al más débil
porque no acabarás de sorprenderte...






si la suerte equivale a la justicia,
no estaré cuando bajen a la tierra tu cajón:
Aún cuando en la mesa se enfríe el café.

1 comentario:

esteparticular dijo...

Qué horror...

¡y qué tan cierto!

Seguidores

Creative Commons License Esta obra
es publicada bajo una

Archivo del blog